Habrás escuchado que muchas personas deciden dejar de fumar y lo logran de una vez. Estos casos, no son los más comunes. La realidad es que una gran cantidad de personas que quieren dejar de consumir tabaco, pasan por una serie de intentos, modificaciones en su ambiente y cambios en su estilo de vida. En este tiempo, muchas de estas personas recaen y fuman de nuevo.

La recaída hace sentir en algunas personas desaliento o incluso vergüenza. Sin embargo, no debe verse como un fracaso, sino como una oportunidad para analizar qué hiciste o qué fue el detonante que te llevó a recaer, para tomar medidas y evitar situaciones, lugares o buscar alternativas, para que no te vuelva a suceder.

Si tenés dudas, podés conversar con los profesionales de IAFA de la Línea de Orientación Telefónica al 800 IAFA 800, número gratuito y anónimo donde te pueden aconsejar de lunes a viernes de 7:00 am a 3:00 pm, adicionalmente te ofrecemos más recursos en nuestra sección #DejaloIr.