Si tu principal temor al dejar de fumar es el aumento de peso, no te preocupes; existen a tu alcance diferentes opciones que te ayudarán a no aumentar y a sentirte cada día más saludable. 

Solicitar una cita

¿Querés ayuda para dejar de fumar?

En IAFA te podemos ayudar, hacé clic en Solicitar una cita para contactar al Centro de Atención de IAFA más cercano.
Solicitar una cita

Práctica las siguientes recomendaciones y verás cómo cada día te vas a sentir mejor.

Establece un horario para las comidas. Muchas personas fumadoras, acostumbran saltarse las comidas y sustituyen los alimentos por el cigarrillo. Es muy importante que tengas un horario para comer, por  ejemplo; si no desayunas tu metabolismo se volverá más lento y las posibilidades de aumento de peso serán mayores.

Come aperitivos saludables: Busca algunos aperitivos para reemplazar la satisfacción que te producía llevar el cigarrillo a la boca; por ejemplo, manzanas, chicles sin azúcar, trocitos de zanahoria, apio  o de mango. Cuando te den ganas de fumar, consume estos productos y verás como el deseo de fumar desaparecerá.

Toma mucha agua: El agua proporciona una sensación de saciedad, te hace  comer menos y ayuda a desintoxicar tu cuerpo de las sustancias nocivas que tiene el tabaco.

Come muchas frutas y vegetales: Su ingesta refuerza tus defensas y  ayuda a reparar los daños del tabaco en las vías respiratorias.

Práctica ejercicios: la práctica de actividad física como caminar, bailar, nadar, ayuda a bajar la ansiedad y a controlar tu peso.

Recuerda que dejar de fumar requiere constancia y una actitud positiva. Enfócate en un día a la vez y veras como el proceso se vuelve más llevadero.