El síndrome de supresión se trata de una serie de reacciones físicas y psicológicas que aparecen cuando una persona que sufre dependencia a la nicotina, deja de consumirla. Aunque cada fumador se siente diferente cuando tiene los síntomas de abstinencia, por lo general son signos y síntomas muy desagradables que tienen una duración de varios días y que desaparecerán conforme el organismo se va desintoxicando o va superando los miedos y dudas que aparecen cuando se toma la decisión de dejar de fumar. 

Solicitar una cita

¿Querés ayuda para dejar de fumar?

En IAFA te podemos ayudar, hacé clic en Solicitar una cita para contactar al Centro de Atención de IAFA más cercano.
Solicitar una cita

Los síntomas físicos del síndrome de supresión o de abstinencia, son lo primero que se aborda mediante una terapia medicamentosa, que por lo general consiste en la prescripción de antidepresivos y/o ansiolíticos; o también, y bajo la recomendación y supervisión médica, de sustitutos de nicotina.

Sin embargo, existen otros síntomas de tipo psicológico que aparecen ante la preocupación de pensar si se va a reaccionar bien al tratamiento, si se logrará superar las ganas de volver a consumir nicotina, si se tendrá apoyo de familiares y amigos y otras inquietudes más, que comúnmente sufren los fumadores durante esta etapa.

Para esto último, daremos algunos tips que podrían ayudarle a enfrentar de mejor manera esta primera etapa, no obstante, usted puede, con su creatividad, agregar más estrategias.

  • Enfóquese en que su decisión de dejar de fumar se ha convertido en una meta para usted y que pondrá todo su empeño en alcanzarla.
  • Haga una lista de todos los beneficios que le traerá dejar de fumar. Esto le ayudará a mantener una motivación constante y visualícese como una persona libre de nicotina.
  • Tenga claro que todos sus síntomas desaparecerán en pocos días.
  • Apóyese en familiares y amigos o en alguna persona conocida que tuvo su misma experiencia y logró superarlo.
  • Si su condición física se lo permite, realice cualquier tipo de actividad física u otras actividades, de modo que su cuerpo y su mente se mantengan activos. Esto no solo le servirá como distracción, sino que estará ayudando en su proceso de desintoxicación.