El Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), a partir de estudios recientes y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como otras autoridades mundiales en salud, con respecto al tema de personas que fuman cigarrillos tradicionales o sistemas electrónicos —cigarrillos electrónicos o vapeadores— y su relación con el tema del  COVID-19, comparte la siguiente información:

¿Por qué tengo mayor riesgo si soy fumador(a) y me contagio de SARS-COV-2?

Si usted fuma y se contagia de SARS-COV-2, y desarrolla COVID-19, es mucho más vulnerable y posee un mayor riesgo de presentar complicaciones en el tratamiento, porque su sistema inmunológico está debilitado por el fumado.

Esta condición se observó y documentó  en un grupo de pacientes chinos con historial de fumado y diagnosticados con COVID-19 en diciembre del 2019. En estos casos las probabilidades de que la enfermedad empeorara, incluso hasta la muerte, fue 14 veces más alta en comparación con quienes no fumaban. El motivo es que el fumado debilita las funciones de las células inmunológicas que defienden el cuerpo y la producción de anticuerpos. En consecuencia, una persona que adquiere el COVID-19 será más propensa a sufrir complicaciones, lo cual aumenta el riesgo de muerte.

¿Corro mayor riesgo de contagiarme de COVID-19 si fumo o vapeo?

Actualmente, se sabe que la conducta de llevarse a la cara constantemente el cigarrillo, vapeador, narguila, etc., hace que quienes fuman estén más propensos a contagiarse de COVID-19. Esto, por la repetición del movimiento, donde entra en contacto la cara y las manos. Lo anterior, ha sido señalado por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Toráxica (SEPAR). Además, señalaron que “al fumar y exhalar el humo, ya sea de tabaco convencional o de dispositivos electrónicos, se expulsan gotas respiratorias diminutas que pueden contener carga viral y ser altamente contagiosas”.

¿Qué sucede en el organismo cuando se fuma?

El tabaco tiene unas 7000 sustancias que ingresan al cuerpo humano cuando se fuma y se depositan en los vasos sanguíneos y alvéolos, que son los sistemas de respiración que tiene el pulmón. Entonces, al consumir tabaco se compromete la capacidad respiratoria de la persona.

¿Qué otros riesgos existen al fumar?

Fumar, o incluso vapear, aumenta el riesgo de infecciones virales y bacterianas. Al respecto, está documentado que las personas que fuman incurren en un riesgo de 2 a 4 veces mayor de enfermedad pulmonar neumocócica invasiva, una enfermedad asociada con una alta mortalidad; asimismo, son más susceptibles a infecciones.

Recientemente, un estudio de la Universidad de Ohio reveló que las personas que vapean exposición pasiva a estos gases similares a una periodontitis severa. Además, señaló que los efectos dañinos del vapeo se observaron tanto en personas que usan líquidos con nicotina como los que no contenían nicotina. De manera que, el estudio concluye que los líquidos calentados y presurizados en los cartuchos que se usan en estos dispositivos serían los culpables de transformar la boca de quienes los usan en un hogar apto para muchos microbios.

¿Y qué pasa con quienes usan vapeadores y/o cigarros electrónicos?

No se recomienda el uso de vapeadores y/o cigarrillos electrónicos. Aunque a la fecha existen pocos estudios sobre el tema, las investigaciones preliminares sugieren que esta práctica tiene consecuencias similares al fumado, tales como: obstrucción, inflamación y deterioro de la respuesta inmune.

¿Hay peligro si uno se expone al humo que emiten los vapeadores y/o cigarros electrónicos?

Sí, es mejor no exponerse al humo que emiten los vapeadores y/o cigarrillos electrónicos, ya que la exposición pasiva a estos gases causa que las personas inhalen partículas y toxinas que alteran las defensas respiratorias, similares a los daños producidos por el tabaco combustible o cigarrillos tradicionales.

Además, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha advertido que las personas al fumar o vapear “expulsan gotas respiratorias diminutas que pueden contener carga viral y ser altamente contagiosas”.

¿En este momento, cómo puede ayudarme dejar de fumar o vapear?

Al dejar de fumar o vapear la persona deja de tocarse frecuentemente la cara, lo cual disminuye sus posibilidades de contagio. Esto, sumado a los beneficios generales de dejar de fumar.

¿Qué opciones tengo para dejar de fumar en este momento?

El IAFA brinda tratamiento gratuito y personalizado para dejar de fumar o vapear. Al respecto, puede solicitar más información en el Centro de Atención Integral en Drogas del IAFA más cercano. Para más información, visite la página de Centros de Atención de IAFA.

¿Existe algún servicio en línea?

Sí, puede escribir al asistente virtual para dejar de fumar y vapear, desarrollado entre IAFA, CCSS y el Ministerio de Salud. Adicionalmente, en nuestro sitio #DejaloIr, brindamos varias opciones para que pueda tomar la decisión de dejar de fumar. Más información en este enlace.

CRÉDITOS

Viviana Monge Víquez - Proceso de Comunicación IAFA

Dr. Oswaldo Aguirre Retana - Validación técnica IAFA

Última actualización: 17 de julio de 2020.