Conversamos con una mamá de un adolescente sobre su preocupación en el tema de cómo poner límites sin tener que causar un conflicto constante y un roce entre padres e hijos.  Se inicia hablando de los obstáculos que como madres o padres se enfrentan para poner límites, ante un adolescente y cómo manejar la situación cuando se dan los roces o diferencias.

Transcripción

00:21 
Dina Choice (mamá de Shariley)

¿Cómo hago para darme cuenta que mi hijo o hija está consumiendo sustancias como drogas?

00:27 
Susana Mora, Planificadora de IAFA

Bueno Dina, definitivamente es un tema que nos conviene a todos reconocer y estar pendientes. Por suerte, hay manera de darse cuenta. Tenemos cambios a nivel físico, a nivel de la conducta, a nivel de la familia y en general, los muchachos nos avisan. Por ejemplo a nivel físico, de pronto van a dejar de comer tanto como lo hacían normalmente. Por ejemplo, va a depender de la droga. Si tiene mucho apetito es que está consumiendo marihuana y por el contrario, si no tiene apetito es que está consumiendo cocaína u otras drogas parecidas a estas. De modo tal que a nivel físico vamos a ver si pérdida de peso asociada al consumo de la sustancia. A nivel físico también podemos observar en su apariencia, la delgadez y a nivel físico también vamos a observar que con frecuencia se enferma, le dan resfríos, se queja de que está enfermo porque le duele el estómago, porque no come bien, tiene gastritis o vomita o tiene ahí a nivel respiratorio una tos constante, resfríos. Eso a nivel físico

01:44 
Susana Mora, Planificadora de IAFA

A nivel de la conducta, pues ya no va a ser el mismo muchacho que de pronto teníamos de siempre conocido que no se enojaba con regularidad, sino que va a estar muy irritable, por nada se va a enojar. O por el contrario está muy retraído, como que no está y entonces eso nos preocupa, definitivamente nos dispara una luz de alerta que nos advierte que tenemos que estar atentos y prestar atención para que no se nos salga de las manos, a nivel puntual.

02:14 
Susana Mora, Planificadora de IAFA

A nivel de los amigos y la sociedad y la familia, ya no va a estar tan a gusto con la reunión familiar que hacíamos siempre. Los amigos no van a ser los mismos, ahí va a encontrarse con otra gente que no era la que yo conocía, ¿verdad? Ante un cambio a nivel físico tenemos que estar atentos y atentas en este caso para favorecer el diálogo con la personita, con el hijo, la hija, el familiar que está alertándonos de la presencia del uso de sustancias, que definitivamente altera el funcionamiento de su vida cotidiana. No va a ser la misma persona, entonces la sola presencia de la sustancia va a alterar el funcionamiento normal de nuestro organismo.

La presencia de las sustancias psicoactivas es parte de la cotidianidad de las personas y el recurso con el que contamos nosotros como padres en el hogar, a través del amor, la atención y los cuidados es básico, elemental, determinante para hacer la diferencia

03:23 
Dina Choice (mamá)

En el caso de que ya sea violento conmigo, ya yo me estoy dando cuenta que es porque está consumiendo eso exactamente...

03:32 
Susana Mora, Planificadora de IAFA

Bueno cuando hay presencia de violencia definitivamente es un cambio en la conducta, debemos necesariamente hacer algo, ¿verdad? Porque nos está alertando de la presencia de una situación que no sabemos qué es, pero entonces favorecer el diálogo, la conversación franca, la confianza que nos haga tener la oportunidad de tomarlo y llamarlo y hacerle ver, bueno me preocupa tu comportamiento, ¿qué es lo que está sucediendo? ¿Por qué tienes esa actitud conmigo?

04:04 
Dina Choice (mamá)

Una última pregunta Susana, ¿existen programas para los padres con este problema con los chicos?

04:13 
Susana Mora, Planificadora de IAFA

Claro, definitivamente. Para hablar de prevención de consumo de drogas necesitamos contar con la familia, con los padres de familia. Para ser papá o mamá no se nos ha preparado Dina, es un proceso que uno va aprendiendo en el camino y se va tumbando de pronto ahí con una que otra pared. Por eso, desde el IAFA tenemos un programa dirigido a padres, donde a través del proceso trabajamos justamente esas 10 habilidades que también trabajamos con los estudiantes en el centro educativo. Que pasan por reconocer qué tipo de papá, de mamá soy. Cómo es la forma en que yo me comunico con mi hijo, mi hija. El establecimiento de límites y definitivamente el tema de tabaco, alcohol y otras drogas. Ante qué factores yo tengo que estar muy atenta, a qué le debo prestar mucha atención. Tenemos la oportunidad de trabajar con papá, mamá y encargado a través de un proceso de 6 sesiones y ahí papá y mamá pues se preparan y se certifican como papás que apoyan desde su hogar la labor de prevenir. Si papá y mamá reciben formación, entonces también nos vemos favorecidos los hijos y todos salimos ganando.