Irisol Carballo, psicóloga de IAFA conversa con una mamá de un adolescente sobre su preocupación en el tema de cómo poner límites sin tener que causar un conflicto constante y un roce entre padres e hijos.  Se inicia hablando de los obstáculos que como madres o padres se enfrentan para poner límites, ante un adolescente y cómo manejar la situación cuando se dan los roces o diferencias.

Transcripción

00:21
Carolina Laguna (Madre)

En mi casa somos solamente mi hijo y yo, para mi es súper importante que nos llevemos bien y que estemos tranquilos, pero igual, la autoridad sigo siendo yo. ¿Cuál es la mejor manera en la que yo puedo ponerle límites a mi hijo sin que eso cause una guerra entre nosotros?

00:37
Irisol Carballo (Psicóloga de IAFA)

Bueno, eso que mencionás es importantísimo que lo tengás claro, ¿verdad?

Que tu papel de mamá debe ser ese papel. A veces hablamos de ser amigos de nuestros hijos pero si nos encargamos de ser sus mejores amigos dejamos como descubierto ese otro puesto tan importante para ellos. Ellos siguen necesitando de nuestro apoyo, de nuestros límites. No siempre le va a gustar que pongan esos límites y ahí es donde entran a veces también muchos temores.

¿Cuáles han sido tus mayores dificultades o cuáles son tus mayores temores a la hora de ponerle un límite a tu hijo?

01:07
Carolina Laguna (Madre)

Yo creo que es ese cambio que vos acabás de mencionar, entre que ya no es un niño y” le tengo que dar la mano”, ¿verdad? literalmente cuando estaba pequeño,

a que ahora ya no es tan literal ese” darle la mano” porque hay muchas cosas que tiene que hacer solito. Entonces ese cambio de una autocracia a una democracia, porque poco a poco se va haciendo adulto, ese cambio es paulatino, yo creo.

01:31
Irisol Carballo (Psicóloga de IAFA)

Ese paulatino es palabra clave, ¿verdad? porque venimos acostumbrados, bueno venimos de una etapa en donde se toman todas las decisiones por ellos y vienen a una etapa de adultez, en donde en un ideal pues él tiene que tomar sus propias decisiones y tener su criterio propio, pero hay un proceso.

01:47
Carolina Laguna (Madre)

Y yo estar tranquila de que lo pueda tomar bien, de que sus decisiones sean, ¿verdad? conforme a lo que él ha aprendido en la casa, que sean decisiones buenas. Eso yo creo que es el temor, no solamente mío, sino de cuántas mamás, de cuántos papás conforme vamos viendo cómo se van haciendo más autónomos.

02:02
Irisol Carballo (Psicóloga de IAFA)

Claro, yo creo que clave es preguntarse cuando vamos a dar ese paso de poner un límite, primero, ver que respondamos a la necesidad del chico o chica y no a nuestra propia angustia y preguntarnos si este paso que vamos a dar invita al desarrollo de habilidades o si más bien va a invitar a estos retos que mencionás, que no se haga una guerra.

¿Cuándo se hace una guerra? Cuando él se siente violentado en su autonomía, pero al mismo tiempo nos piden a gritos que les pongamos ese alto porque en el fondo saben que lo necesitan, aunque es muy difícil que el adolescente o la adolescente nos venga a decir: mamá poneme un alto, pero nos lo dicen en muchos otros idiomas y entonces ahí es donde tenemos como que aprender a leer.

02:45
Carolina Laguna (Madre)

Pero algo que si te confieso que me da temor es que él subestime los peligros que hay afuera.

02:54
Irisol Carballo (Psicóloga de IAFA)

Y pasa, en realidad no los subestiman, en realidad ellos le dan más prioridad pues a esto placentero que encuentran, ¿verdad?, aunque sí saben medir los peligros.

A veces somos nosotros mismos los que subestimamos las capacidades de los chicos y chicas.

Entonces por eso es importantísimo mantener muy abierta esa comunicación y como te decía, saber leer entre líneas porque sus mensajes no van a ser tan claros, ¿verdad?, de repente no te va a venir a decir: mamá necesito hablar del tema de las drogas, pero te va a dejar una revista abierta en el desayunador que toca el tema, ¿verdad?

Entonces ahí nos van dando oportunidades para tener conversaciones de temas tal vez como más delicados o que no se sienta que es como desde una imposición adulto-céntrica, ¿verdad?, sino que hay una apertura para el diálogo y que vos podés ser como ese puerto seguro donde él pueda llegar y encontrar ese apoyo y esa contención que tanto necesitan.

03:47
Carolina Laguna (Madre)

Me encantaría poder sentir y que él lo sienta igualmente que puede venir a hablar sin ningún filtro a la casa y yo siento también, corregime si estoy equivocada, que hay ciertos temas que uno tiene como adulto que proactivamente tocar, entonces, revista o no en el desayunador, hay que buscar esos momentos, pero ¿cómo buscarlos?

04:05
Irisol Carballo (Psicóloga de IAFA)

¿Cómo buscar esos momentos?, bueno eso que dijiste también es clave, la escucha, pero que sea una escucha sincera y honesta. A veces repetimos una y otra vez hable conmigo, téngame confianza y cuando ellos mismos nos tocan ciertos temas o nosotros los queremos tocar, imponemos nuestro punto de vista y no nos tomamos el chance de escucharlos primero. Si nosotros sabemos escuchar vamos a invitarlos a ellos a que puedan comunicarse libre y honestamente, ¿verdad? Y van a aprender a escucharnos a nosotros también, ¿verdad?

Cuando tengamos nosotros que darles, pues nuestras opiniones, nuestros consejos. A veces está ese temor de que bueno, ¿y si le pongo tal límite y si se enoja? y no es ese el reclamo que hacen. El reclamo que hacen chicos y chicas a veces es: estaban pasando tantas cosas y no hicieron nada, ¿verdad?

Sienten que papá o mamá se rinden ante esas necesidades, entonces es muy importante que ellos tengan claro el mensaje, que no me estoy rindiendo con vos, estamos pasando por una etapa de ajustes ambos, pero seguimos ahí tendiéndole esa mano como al niño pequeño para que dé esos pasitos solo, ¿verdad? Bueno ahí estoy cuando me necesita.

05:15
Carolina Laguna (Madre)

Y cuando hay roces, ¿cómo se puede manejar? Porque ya estamos hablando de un adulto casi, ¿verdad? Un adulto con sus opiniones, con sus deseos, también con su carácter. Y a eso le sumamos pues el cambio también de dinámica porque no es lo mismo un niño que un adolescente, entonces cuando surgen ese tipo de roces.

05:35
Irisol Carballo (Psicóloga de IAFA)

Es casi un adulto pero no es el adulto en casa y ahí si nos vamos a una parte ya biológica, ¿verdad? de desarrollo evolutivo, de desarrollo cerebral, aquí él está aprendiendo a manejar emociones y a tomar decisiones, entonces ahí es donde necesita ese acompañamiento y es papá o mamá o las personas que estén a cargo las que necesitamos regularnos primero para poder afrontar esos retos.

No podemos exigirle al chico o chica que está desarrollando apenas esas habilidades que sea el que tenga el control y que me refleje eso a mí, sino al contrario. Aprender a regular nuestras emociones, aprender a cometer errores también y reconocerlos frente a ellos para que ellos también sientan esa libertad de poder equivocarse frente a nosotros, de que no van a ser juzgados y ser ese espejo de calma, para poder ayudarlos a ellos también a llegar a ese nivel en donde sí entonces podemos tener una comunicación más fluida.

06:40
Carolina Laguna (Madre)

Qué bonito, qué bonito porque es una etapa de crecimiento no solamente para él sino también para uno como mamá.

06:45
Irisol Carballo (Psicóloga de IAFA)

Claro, de reconocimiento, ¿verdad?, incluso. Ese es uno de los también retos que me encuentro mucho, ¿verdad? Y es que yo trato de pasar tiempo con él, con ella, pero ya no le gusta esto, ya no le gusta el otro, es como si no lo conociera. Bueno reconozcámonos, no podemos dar por sentado que va a tener los mismos gustos, que le va a gustar hacer lo mismo que antes, que va a tener las mismas habilidades, porque ha desarrollado nuevas y podemos tomarnos ese tiempo.

07:19
Carolina Laguna (Madre)

Como te agradezco esta conversación que has tenido conmigo, de verdad. A uno le da como mamá una tranquilidad y una seguridad de que uno está haciendo un buen papel, ¿verdad? Con amor y con firmeza. Ojalá todos los papás tuviéramos el chance de tener estas conversaciones más a menudo.

07:34
Irisol Carballo (Psicóloga de IAFA)

No, muchas gracias a vos porque esto es un mutuo aprendizaje, siempre lo es y ya que lo mencionás, recordá que podés acudir al IAFA en cualquier momento, ¿verdad?

Tenemos nuestras oficinas abiertas todos los días de lunes a viernes de 7 de la mañana a 3 de la tarde y en el centro para personas menores de edad, podés encontrar también información, apoyo especializado en el momento que lo necesités...