Estudiantes de sétimo año indican contacto más temprano con la cocaína

El Instituto Sobre Alcoholismo y Farmacodependencia IAFA, previene a la población acerca del consumo temprano de sustancias psicoactivas (drogas) en la población menor de edad y motiva a los padres de familias para que asuman un rol activo como agentes de prevención de sus propios hijos.

Para el Dr. Roberto Madrigal, Coordinador de Casa JAGUAR: “la adolescencia es una etapa en la que generalmente las personas menores de edad se ven expuestos por primera vez a sustancias psicoactivas; el consumo ocurre a menudo en entornos sociales donde hay sustancias de fácil acceso, como alcohol y cigarrillos”.

Según la V Encuesta Nacional sobre consumo de drogas en población de educación secundaria 2018 y como se muestra en el gráfico, la edad promedio de inicio de ingesta de bebidas con contenido alcohólico es de 12, 7 años, similar a la edad en las que los jóvenes empiezan a experimentar con el tabaco la cual responde a 13,1 años.

 

En cuanto a las sustancias psicoactivas ilícitas, la edad de inicio de consumo de marihuana es de 13, 4 años; con respecto a la cocaína, las personas menores de edad que declararon haber utilizado esta sustancia alguna vez en la vida, reportaron una edad media de 12,2 años, lo cual muestra una disminución de dos años en comparación con el estudio del 2015 en el que se reportó la edad de inicio a los 14,1 años, si consideramos el nivel académico, los estudiantes de sétimo año son los que indican contacto más temprano con la cocaína, ya que la edad que se identifica como moda es de 12 años.

El consumo temprano de drogas aumenta las posibilidades de que una persona desarrollé algún tipo de dependencia; los adolescentes que inician el consumo a los 13 años tiene 6 veces más probabilidades de desarrollar problemas a nivel cognitivo como emocional, según estudio de los niños y adolescentes internados en el Hospital Nacional Psiquiátrico se estableció que al menos el 75% habían consumido alguna sustancia psicoactiva (droga).

Es importante que los padres de familia estén atentos a posibles señales de advertencia que le podrían estar indicando que una persona menor de edad está consumiendo algún tipo de sustancia psicoactiva (droga), algunas de estas señales son: cambios repentinos o drásticos en las amistades, hábitos alimenticios, patrones de sueño, apariencia física, coordinación o rendimiento escolar, cambios bruscos de comportamiento, falta de interés general.

Para concluir, les enumeramos algunas estrategias que pueden aplicar los padres de familia y/o encargados de personas menores de edad para prevenir el consumo:

  • Fortalezca la relación, converse, escuche y dedíqueles tiempo de calidad.
  • Escuche las opiniones y preguntas de la persona menor de edad acerca de sustancias psicoactivas (drogas).
  • Evite las tácticas de intimidación. Enfatice acerca de cómo el uso de drogas puede afectar las cosas que son importantes, como la familia, la educación, los deportes, la conducción, la salud y la apariencia.
  • Preste atención a los mensajes a los que su hijo está expuesto según los medios de comunicación social que utiliza.
  • Discuta maneras de resistir la presión de los compañeros.
  • Adquiera un rol más crítico y supervisor respecto a las actividades a las que asiste el adolescente y el entorno en el que se desenvuelve.
  • Establezca reglas y consecuencias. 
  • Bríndele apoyo. Un vínculo fuerte ayuda en la prevención del consumo de sustancias psicoactivas.
  • De un buen ejemplo. 

Recuerde que nunca es demasiado pronto para trabajar en la prevención del consumo de sustancias psicoactivas (drogas) en personas menores de edad, las conversaciones y el vínculo entre padres e hijos colaboran a la toma de decisiones saludables en los adolescentes.

¿Qué hacer en caso de que un adolescente esté consumiendo sustancias psicoactivas?

En caso de que exista una sospecha o se confirme que el adolescente ha consumido o está consumiendo alguna sustancia psicoactiva, es importante tomar en cuenta los siguientes consejos:

  • Hable con él. Jamás es demasiado pronto para intervenir. El uso ocasional de sustancias psicoactivas (drogas) puede convertirse en uso excesivo, lo que puede conllevar accidentes, problemas legales y/o problemas de salud.
  • Fortalezca las relaciones, trabaje en los vínculos.      
  • Busque ayuda profesional:  En caso de que un padre de familia o encargado detecte que su hijo está consumiendo sustancias psicoactivas (drogas), puede acudir a Casa JAGUAR Centro Integral de Personas Menores de Edad de IAFA ubicado en san Pedro de Montes de Oca, también puede realizar su consulta al 2225-1154 o la línea gratuita 800-IAFA-800 (800-4232-800).

Contacto de Prensa:

Natalia Chaves Céspedes

22246122 ext 159